Pizza de tomate natural, queso y albahaca


          La pizza...una de las comidas que jamás me aburriré de comer... Hace unos meses, subí un post de una receta de pizza que quedó buenísima, con salmón, queso crema, eneldo, pasas... (Pincha justo aquí si quieres echarle un vistazo)
          Esta que os traigo hoy es una pizza vegetariana cuyos ingredientes son más sencillos y naturales, pero que quedan igual de ricos. Os animo a que probéis los dos tipos de topping ;)
          Si le echáis un vistazo, la receta de la masa que propongo es diferente a la anterior... Para mí esta segunda quedó mucho mejor, y aunque me gusta ir haciendo variaciones y pruebas creo que esta se va a convertir en mi receta base ;)        
          Lo más importante de esta pizza en sí es la masa, y es que eso que dicen de el secreto está en la masa no es ningún mito... Quedó crujiente y al mismo tiempo esponjosa...

          Paso a explicar los pasos que seguí para prepararla y los ingredientes que necesitaréis ;)

INGREDIENTES:

Para la masa:
  • 250 g de Harina de mediana fuerza o panificable
  • 170 g de Agua
  • 13 g de Aceite de Oliva
  • 5 g de Sal
  • 4-5 g de Levadura fresca
  • Sémola de trigo o Pan rallado

Para el topping:

  • Salsa de Tomate frito natural (reducimos durante un largo tiempo el tomate con aceite, cebolla y pimiento rojo. También podemos comprarlo en botes ya preparados)
  • Tomate natural en rodajas
  • Hojas frescas de Albahaca
  • Aceite de oliva
  • Queso tierno rallado o en trocitos
  • Queso parmesano rallado o un trozo de queso viejo o curado rallado
  • Cebolla en juliana
  • 1 pizca de Pimienta negra

ELABORACIÓN



  1. Mezclamos los ingredientes en un bol y dejamos reposar 15 minutos para que se mezclen bien y se hidrate correctamente la harina.
  2. Amasamos durante unos minutos y tapamos la masa con film transparente, y la dejamos reposar 30 minutos para que fermente.
  3. Amasamos de nuevo y reposamos 20 minutos más.
  4. Pasado el tiempo, pasamos al formado de la pizza. Para ello espolvoreamos con abundante sémola de trigo la mesa de trabajo y vamos aplastando la masa de pizza con las yemas de los dedos y la palma de la mano, dándola vueltas y dándole la forma deseada. (siempre tened la base llena de sémola para que no se os pegue)
  5. Horneamos la masa junto a la salsa de tomate y los demás ingredientes (menos las hojas de albahaca) a 250ºC durante 15 minutos. 
  6. Le agregamos la albahaca por encima y la volvemos a meter en el horno 5-8 minutos más.
  7. Antes de sacarla definitivamente, comprobamos que la base está en su punto ;)

SUGERENCIA:

          Podemos hacer más cantidad de masa de pizza y congelarla en porciones individuales. Para ello solo tendremos que doblar las cantidades las veces que queramos y hacer el mismo procedimiento antes de congelarla.

Comentarios

Entradas populares